lunes, 17 de julio de 2017

Cultos Innombrables: Seres Rata

Parece que hemos recuperado el mojo, así que vamos a aprovechar para ir sacando entradas de la cabeza, que además estamos de vacaciones y compartir los ratos de piscina con los Mitos de Cthulhu es la mejor manera de combatir esos mortales calores.

Seres Rata
Pequeñas criaturas parecidos a roedores peludos, con garras prensiles y un repulsivo rostro humano. Los seres rata son el cruce entre los insalubres seres que habitan las ciudades y unas extrañas hadas, que algunas personas llaman la Gente Pequeña, quizás de forma equivocada. Estas hadas sólo son visibles por medio del alcohol, ingerido por el espectador o sumergiendo al hada en él. Un ser rata también puede crearse tras lanzar sobre un cadáver un hechizo que lo convierte en esta criatura antinatural.
Se cree que las antiguas brujas usaban a los seres ratas como familiares. En el diario perdido de la famosa bruja Keziah Mason, se habla de Brown Jenkin, su fiel y cruel servidor.

Motivación
Los seres rata son egoístas y crueles, independientemente de cómo hayan nacido. Los que se consideran libres, o salvajes, nacidos de la impía unión de un hada y una rata, se divierten molestando a los humanos y haciendo de su existencia un calvario que sólo termina cuando estos se mudan a otro lugar. Los seres rata creados por medio de la brujería, si bien poseen el instinto macabro común a toda su especie, están atados a una especie de sentimiento de lealtad hacia su creadora que obliga a una cierta obediencia hacia ella, al menos hasta que pueda escapar de su influencia. No obstante, no desperdiciará ninguna ocasión para sembrar un poco de caos allá por donde pase.

Forma de actuar
Los seres rata, además del egoísmo y la crueldad ya mencionados, son taimados con los seres humanos. Gustan de tentarles con promesas y tratos que no serán cumplidos y que, en la mayoría de las ocasiones, acabaran con el humano sufriendo daño, a veces incluso mortal. Otras veces utilizarán el cobijo de la noche para atacar directamente a sus víctimas, despertando con horribles chillidos o mordiendo a sus presas con sus afilados colmillos.

A efectos de juego
Un ser rata no es una criatura en la que se pueda confiar, incluso si ha sido creada por el culto, suponiendo que conozcan el hechizo para ello, el ser rata siempre tratará de retorcer las palabras para ponerlas de su parte, haciendo las cosas a su manera e intentando manipular al culto hasta dominarlo por completo o acabar con sus miembros, lo que mayor placer le cause a la impía criatura.

Ilustración de Ludvik Skopalik
Secretos de la casa de la bruja: Sólo los seres rata que sirven, o sirvieron, como familiares a una bruja pueden poseer esta habilidad. Durante su servidumbre los seres ratas aprendieron detalles sobre las artes de su ama, lo que les permite recordar hechizos, nombres de libros o incluso saber la localización de los objetos o escondites que poseía su ama en vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario